¿QUIÉN ES ABUELA?

Describirla no se puede resumir en una sola palabra. Es alcahueta, coqueta, todo un personaje. Cuando le dicen que hay que cocinar, cocina para todo el barrio porque así fue que le enseñaron. Según lo que me cuenta, desde pequeña siempre estaba en la cocina sirviéndole comida a los empleados de la central azucarera. De allí aprendió a cocinar (y de ahí también la costumbre de cocinar para muchos). Eso sí, siempre la verás concentrada trabajando en la comida que hará. Desde temprano ya está en la cocina preparándolo todo para sentarse en su sillón a ver los programas y las novelas a eso del mediodía.

Abuela es un ser bien espiritual

Siempre tiene a Dios presente en todo y siempre está con su rosario en mano rezando calladita un Ave María o un Padre Nuestro. Su “viuda de Toro” cada vez que se presenta en los videos es un recordatorio de lo feliz que fue con mi abuelo, quien le sirvió por muchos años como diácono a la iglesia. Siempre lo tiene presente al igual que yo. Estuvo metida en los grupos de jóvenes de la Iglesia y en los retiros matrimoniales. Le encanta dar consejos, y qué mejor manera que incluir la fe en ello. Como ella dice, “siempre con papito Dios presente”.

Esto tal vez no lo conocías…

De vez en cuando a Abuela le entra el “gadejo” como decimos acá, pero eso es parte de. No hay nada que un dulce de esos de mantequilla, un buen vaso de refresco o un Mary Jane resuelva. Son sus cosas favoritas.

Su terapia cuando no tiene mucho que hacer: limpiar. Es como un mandamiento para ella. Todo lo que toca, todo lo que tiene que quedar limpiecito. La casa está toda decorada como a ella le gusta, con los colores que a ella le gustan, pero todo en su sitio y limpiecito. Ahora bien, cuando tiene que ensuciarse lo hace sin pena, y su huertito es ejemplo de ello. En un “chispo” de terreno se le da de todo: tomates, calabaza, gandules, pimientos etc. Y las flores siempre están “prendías” como diríamos acá. Ella siempre dice que “eso es la mano”. Y yo digo que esa mano vale un millón. 

Si me dicen “Describe a tu abuela en una sola palabra”… la respuesta que le doy es que no hay forma. Solo basta estar 5 minutos con ella y te darás cuenta por qué lo digo.  Abuela es abuela.

Con cariño:

La nieta.